Para este problema, los cirujanos plásticos practicamos la mastopexia que es un procedimiento quirúrgico diseñado para recolocar las mamas en su lugar y que permite lucir de nuevo una silueta con aspecto juvenil.

Las causas de que los senos pierdan turgencia y desciendan, podemos atribuirlas a los efectos del envejecimiento, al amamantamiento, a la pérdida de peso y a que los tejidos de soporte se aflojan dando como resultado que luzcan caídos y a que se afecte su firmeza y dimensión.